Una mujer con el delantal puesto…no tiene tiempo de ser mala. (Proverbio Búlgaro)

A lo largo de los siglos, las mujeres han luchado intensamente, desde diferentes ámbitos, por la igualdad, la justicia, la paz y el desarrollo. El Día Internacional de la Mujer es un reconocimiento a esos esfuerzos.

Por arraigados criterios culturales y sociales, sobre las mujeres recae gran parte de las tareas domésticas, la crianza de los hijos y la atención de los adultos mayores. La proporción de varones que comparten en igualdad de condiciones las labores cotidianas del hogar y el cuidado activo de los niños todavía es muy baja.

“Mi esposa siempre tiende a ser la jefa en el negocio familiar. Esto no le cae bien a alguno de los otros empleados, por lo cual en el último par de años no la he tenido en la empresa. Prefiero que no ande por aquí cuando están las otras personas. Causa problemas”

Esta cita sugiere que a veces se resuelven las tensiones acerca de quién hace qué dejando fuera de la empresa a uno de los involucrados. Alguien tendrá que irse por decisión unilateral del otro. En las relaciones maritales, lo típico, según nuestros datos, es que quien se vaya sea la mujer.

Cuando en efecto, la valoración del potencial de una mujer o un varón para una responsabilidad directiva debe hacerse en función de las competencias

Las dificultades para el avance de la mujer en posiciones directivas no constituyen tanto un techo de cristal, como un laberinto complejo que no resulta fácil atravesar.

No obstante, en general, cabe destacar el importante y creciente papel de las mujeres en los movimientos sociales, no sólo en aquellos ligados a cuestiones específicas de género, sino en los que involucran al conjunto de la sociedad. Desde la lucha por los derechos humanos a la acción solidaria, pasando por los movimientos en defensa de la paz mundial, son innumerables los ejemplos del compromiso de las mujeres por hacer de este mundo un lugar mejor para todos.

En particular, no se aprecian diferencias significativas entre hombres y mujeres a la hora de emprender. La iniciativa emprendedora tiene unas exigencias en las que la diferencia de género no tiene un gran impacto.

Es indiscutible el rol de las mujeres en la familia y en el hogar. A la vez, la dedicación a un trabajo la lleva a vivir una doble agenda exigente.

La pregunta es cómo conseguir que los varones asuman más tareas en el hogar y haya una distribución más equitativa. Las nuevas generaciones ya lo están haciendo. Y la generación anterior está empezando a comprender el cambio cultural como resultado del esfuerzo conjunto-

En cuanto al tiempo de dedicación en la empresa familiar, en general es parcial cuando la mujer quiere ser madre y formar una familia, ya que la presencia real es absolutamente necesaria. El varón por una serie de razones naturales y otras culturales, está más dispuesto a dedicarse tiempo completo al trabajo. No “full time” sino lo que yo llamo “full life”

De ahí la importancia del horario de protección a la familia como ejercicio cotidiano, sobre todo en los primeros tiempos donde la dedicación y energía son puestos al servicio del negocio familiar. Luego habrá que nivelar según el estadio evolutivo personal, familiar y de la empresa.

Hace un tiempo que se están resaltando ciertos rasgos característicos de las mujeres en posiciones de liderazgo. Tienen, en general, una mayor capacidad de comprensión del estado de ánimo de las personas y son más hábiles en aspectos de comunicación. Si bien estas características están fundadas en funcionamientos psicológicos e inclusive cerebrales, deben ser desarrolladas. Al ser el sistema familiar eminentemente emocional, su impacto es muy importante para mantener el equilibrio con el sistema empresario.

El problema más serio es que la discriminación por motivos de género está tan arraigada en las normas sociales que muchas veces pasa inadvertida, inclusive en los negocios familiares.

Impide que las mujeres participen más activamente en sus comunidades, las excluye de la educación y del trabajo calificado y justifica la violencia dentro y fuera de la casa.

En la sociedad las mujeres son las que más sufren el desempleo y el subempleo, y las que tienen trabajo cobran salarios inferiores a los de los varones por idéntica tarea. En las empresas familiares en muchos casos carecen de compensación o es inferior a la retribución de mercado.

A lo largo de los siglos, las mujeres han luchado intensamente, desde diferentes ámbitos, por la igualdad, la justicia, la paz y el desarrollo. El Día Internacional de la Mujer (DIM) es un reconocimiento a esos esfuerzos.

Pese a que las mujeres alcanzaron logros significativos, aun resta mucho por hacer en favor de la igualdad de derechos entre los géneros. Calamidades como la pobreza, la inestabilidad social, los conflictos armados y las enfermedades, como el SIDA, han afectado con mayor fuerza a las mujeres y a las niñas.

Es especialmente controvertida la explicación de por qué se eligió el día 8 de marzo como Día Internacional de la Mujer-DIM. La versión más escuchada en nuestro país es que se conmemora un incendio provocado por el dueño de una fábrica textil, el 8 de marzo de 1908 en Nueva York, en el que murieron 129 mujeres trabajadoras que estaban en huelga.

Los avances han sido importantes. Muchos países concedieron el derecho al voto, la incorporación al trabajo- y por lo tanto una cierta independencia económica- y el acceso progresivo a puestos de alta responsabilidad política. Pero aún quedan muchas mujeres discriminadas, privadas de los derechos fundamentales, agredidas o maltratadas, sometidas incluso por sus propias familias, lo que nos debe recordar que este día está todavía lleno de su contenido original.

Cada año alrededor del mundo, en el DIM miles de eventos ocurren no sólo el 8, sino a lo largo de marzo para conmemorar los logros económicos, políticos y sociales de las mujeres.

Organizaciones, gobiernos, instituciones educativas, solidarias, grupos de mujeres, corporaciones y medios de comunicación lo celebran.

Muchos grupos del mundo eligen cada año temas diferentes y relevantes para las cuestiones de género global y local.

Les invitamos a proponer el tema del DIM para Las Empresas Familiares Argentinas al email: alicia.stivelberg@gmail.comalicia.stivelberg@crowehorwath.com.ar

Autora: Alicia Stivelberg. Directora – Espacio para Familias Empresarias Crowe Horwath Argentina.

 



Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: