Conclusiones del XVIII Congreso Nacional de Empresas Familiares en España

Crean más empleo, es de más calidad y reinvierten en la empresa un elevado porcentaje de los beneficios, según las conclusiones de un estudio que radiografía a las empresas familiares españolas.

En 2013 crearon un total de 5,1 empleos por cada millón facturado, frente a los 3 puestos de trabajo generados en las empresas no familiares, lo que, en opinión de sus responsables demuestra que, cuando las cosas van mal, “las empresas familiares son las que aguantan el tirón”.

El estudio “La empresa familiar en España”, arrancó con las primeras encuestas en enero de 2014 y estará ultimado a finales de este año o principios de 2016, después de estudiar a 142.000 firmas de este tipo en toda España.

Según el estudio, hecho público en el marco del XVIII Congreso Nacional que inauguró el Rey en 2015, “la capacidad de esfuerzo y sacrificio que hacen las empresas para contribuir a la creación de empleo es mayor” desde 2007 ya que mientras en el caso de las familiares ha crecido, en el resto de sociedades ha bajado ligeramente. En 2007, por cada millón de euros una empresa familiar creó 4,7 empleos, frente a los 3,1 puestos creados por las no familiares, mientras que, según ha destacado el director general del Instituto de la Empresa Familiar (IEF), Juan Corona, “al final de la crisis”, en 2013, “las empresas no familiares habían reducido esa capacidad de creación de empleo de 3,1 a 3, mientras que las familiares la habían incrementado en 4 décimas, hasta situarse en 5,1 empleos por cada millón de euros ingresado”.

Según ha dicho “prácticamente están en un 60% por encima de las no familiares”. El informe subraya que ese hecho ha sucedido precisamente en plena crisis, lo que viene a constatar que las empresas familiares, con sacrificios, asumiendo pérdidas de competitividad y de rentabilidad, han mantenido el pulso del empleo. “Esto es otra lección importante, cuando las cosas van bien, las empresas familiares ayudan mucho a la economía, y cuando van mal son las que aguantan el tirón”, ha dicho Corona esta mañana.

1,1 millones de empresas crean 262.000 millones de euros de valor añadido

El responsable del IEF ha precisado que España cuenta con 1,1 millones de empresas familiares, que aportan valor añadido de 262.000 millones de euros y generan en torno a 7 millones de puestos de trabajo. En cuanto a la producción privada, las empresas familiares suponen en torno al 60% de la economía española producción y, “si ponemos autónomos, seguramente esta cifra se irá para arriba y nos podemos acercar a las dos terceras partes de la economía española”.

Pero además, según ha dicho, se trata de un crecimiento responsable. “No hay que conformarse con “empresas rentables”, sino apostar por “buscar el crecimiento, ir a más, y arriesgar”. Un dato que asustó a los miembros del Instituto es que casi la mitad de este tipo de firmas desconocen la existencia de un marco fiscal específico que garantiza su continuidad. “Es muy preocupante y, seguramente, habrá que hacer algo para intentar que las empresas familiares en el futuro estén mejor informadas y se impliquen un poco más en lo que supone ser una empresa familiar”. También son favorables los datos de participación de la mujer en sus órganos de dirección ya que en torno al 37% de las personas que están en órganos de gobierno de las empresas familiares de España son mujeres. Corona ha concluido que el estudio, por la dimensión de su muestra, “demuestra que las empresas familiares son imprescindibles para garantizar el bienestar social”.

 

Fuente: Elpaís.com



Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: